Las Otras Noticias - 2024 (305)

LAS OTRAS NOTICIAS (305)

 

5 de enero de 2024

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Cadena Ser, VientoSur, El Plural, El Salto, Rebelion.or, LoQueSomos, Contextos.

LA MATANZA Y LA COMPLICIDAD SIGUEN

Continúa la masacre, ante la indiferencia de la comunidad internacional. Los muertos ascienden ya a 22.438, es decir, el 1% de los gazatíes antes de iniciarse el actual proceso de exterminio; el 70% son mujeres y niños. Los heridos son más de 58.000, y unos 8.000 cadáveres están atrapados bajo los escombros.

Entre los muertos hay al menos 80 periodistas y 142 trabajadores de la Agencia de Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina.

Los aproximadamente 1.500 detenidos son sometidos a torturas físicas y psicológicas, hambre, sed, falta de sueño y continuos interrogatorios en condiciones de frío extremo.

Israel ha lanzado sobre Gaza unas 29.000 bombas de alto poder (Estados Unidos lanzó sobre Irak 3.678 entre 2004 y 2010), que han destruido o dañado severamente el 70% de las viviendas, así como iglesias bizantinas, mezquitas, fábricas, cines y escuelas, hospitales, centros de salud.

En Cisjordania, los palestinos muertos ya son 324, al 76 de ellos niños.

Los dirigentes israelíes hablan cada vez con más desfachatez de su proyecto de que los gazatíes salgan de su territorio y sean acogidos por otros países, para que los colonos israelíes se establezcan en la Franja y “hagan florecer el desierto”. De hecho, ha trascendido que el gobierno israelí ha iniciado conversaciones con varios países, entre ellos la República del Congo, para alojar a población palestina desplazada. Este proyecto es rechazado por toda la comunidad internacional, incluido Estados Unidos, pero eso -ya se ha demostrado hasta la saciedad- no será suficiente para que Israel, consciente de su impunidad, se detenga.

Por otro lado, en un ataque con drones en Beirut, Líbano, Israel mató a Saleh al Aruri, número dos de Hamás, y a otros seis milicianos, lo que el gobierno libanés calificó como un "flagrante ataque” a su soberanía.

Desde que se inició el 7 de octubre en Gaza no han cesado las escaramuzas entre el ejército israelí y las milicias de Hizbulá, aliado de Hamás e Irán, que han dejado 13 muertos israelíes y 168 milicianos de Hizbulá y 28 civiles del lado libanés. El atentado contra Saleh al Aruri y sus compañeros ha sido interpretado como un indicador de que Israel se plantea atacar militarmente el Líbano para atacar a los grupos de Hamás y Hizbulá. De hecho, ha evacuado a cerca de 80.000 ciudadanos israelíes de la zona fronteriza con Líbano.

Los analistas dicen que crecen las posibilidades de una internalización del conflicto, que podría abarcar, además de Líbano, a Siria, el más Rojo y, finalmente, a Irán. Este país, principal enemigo regional de Israel, ya ha jurado venganza por la muerte de Al Arouri. Lo mismo han hecho Hamás y Hizbulá.

Mientras tanto, continúa el desastre humanitario en el que sobreviven más de dos millones de personas atrapadas en el sur Gaza, sin apenas agua potable, electricidad, combustible ni alimentos desde hace casi tres meses.

Es atronador el silencio cómplice y encubridor de Occidente, exponente de la degradación y deshumanización a la que hemos llegado. ¿Por qué nuestros gobiernos no hacen nada ante el genocidio? ¿Por qué los ciudadanos parecemos aceptarlo como algo inevitable? ¿Cuál es el futuro de nuestra civilización?

ESPAÑA: BONANZA Y POBREZA

La bonanza económica campea en todos los indicadores macroeconómicos en España. Por primera vez trabajan más de 21,2 millones de personas (1,4 millones más que al inicio de la pandemia, en enero de 2020); terminamos 2023 con un 4,59% menos desempleados que en 2022; el producto interior bruto supera los 1,4 millones de euros; los salarios suben a un ritmo no conocido en los últimos años; la bolsa subió en 2023 un 22,76%, la mayor subida en 14 años; las políticas públicas han recobrado algún sentido social…

Pero la bonanza no parece llegar a las clases populares. La tasa de pobreza lleva quince años, entre bonanzas y crisis, por encima del 20%. Algunos hablan de la cronificación de la pobreza.

El número de personas en riesgo de pobreza llega a 9,7 millones de personas (una de cada cinco). Así lo indica un reciente informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza.

El crecimiento del PIB ya no puede considerarse un termómetro adecuado para medir la mejora del bienestar social, ya que en años recientes el aumento del PIB per cápita con frecuencia ha coincidido con aumentos de la tasa de pobreza. El empleo estable y la formación académica ya no constituyen elementos para salir de la pobreza. De hecho, se incrementa el número de las personas pobres con empleo y de las personas pobres con estudios medios y/o universitarios.

Más de cuatro millones de perceptores de pensiones de jubilación, viudedad e incapacidad pasan el mes con menos de 850 euros.

Aún quedan 2.707.456 personas desempleadas (1.616.973 mujeres y 1.090.483 hombres.

El factor más grave de la exclusión es la vivienda. Los gastos en ella, sea alquiler o hipoteca, más los suministros básicos, hacen que tres millones de hogares (uno de cada seis) esté por debajo del umbral de la pobreza severa. Y todo indica que ese costo seguirá subiendo, afectando sobre todo a jóvenes, mujeres y parados de mayor edad.

Pero, en el fondo y en la base, está el problema de la desigualdad en la distribución de la riqueza, el verdadero talón de Aquiles de nuestro sistema económico…

LA JUSTICIA Y LA MINA DE COLTÁN EN GALICIA

Es la única mina de la que se extrae coltán en Europa. Se encuentra en Viana do Bolo, Orense, y recientemente el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha ordenado paralizar sus labores, que había autorizado la Xunta de Galicia (gobierno regional). La ONG Ecoloxistas en Acción canalizó el rechazo de los vecinos y pidió la impugnación de la autorización, a lo que ha accedido al alto Tribunal porque, “ante la mera posibilidad de que se produzca un daño irreparable o de muy difícil reparación, debe prevalecer la suspensión de la ejecución de la actividad que puede producir ese riesgo”.

La mina Penouta fue descubierta hace más de un siglo, y desde 1960 se extrajeron de ella cantidades notables de minerales, principalmente granito y wolframio. A mediados de los 80 fue abandonada, pero en años recientes reanudó su actividad, operada por la compañía canadiens Strategic Minerals. A consecuencia de ello, en varios arroyos de la zona se ha comprobado la presencia de arsénico, cadmio, plomo y mercurio en cantidades que superan los límites legales y son dañinas para la salud de humanos y animales, metales que son utilizados en la explotación a cielo abierto.

La empresa y la Xunta ya preparan un nuevo proyecto que probablemente se autorice hasta que se vuelva a impugnar… y así sucesivamente. Es el modo de proceder de las multinacionales mineras.

La decisión del Tribunal es adversada también por los partidos políticos locales e incluso los sindicatos.

“No parece de recibo querer cambiar puestos de trabajo por veneno en el agua”, declaró una portavoz de Exoloxistas de Galizia. “Cuando dejen de explotar la mina en 30 años, la multinacional se marchará, pero la contaminación se quedará durante mucho más tiempo en recursos fundamentales como el agua”, agregó.

NICARAGUA: DE VERGÜENZA EN VERGÜENZA

Los últimos días de 2023 han sido fatales para la Iglesia Católica en Nicaragua. Al menos 10 religiosos (un obispo, siete sacerdotes y dos seminaristas) han sido detenidos por el régimen de Daniel Ortega en distintos puntos del país. Fueron secuestrados por policías y paramilitares, y no se conoce su paradero ni acusaciones formales. En la mayor parte de los casos el secuestro se produjo luego de manifestar su solidaridad con el obispo Rolando Álvarez, condenado a 26 años de cárcel por el delito de "traición a la patria".

Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa, fue sacado por la fuerza de su residencia el 19 de agosto de 2022 y encerrado en prisión. En febrero de 2023 se negó a ser desterrado a Estados Unidos junto a otros 222 prisioneros. Esto enfureció a Ortega, que ordenó que fuera encerrado en celdas de máxima seguridad en la Cárcel Modelo; al día siguiente fue condenado a 26 años de prisión en un juicio expres. El régimen no permite que organismos internacionales puedan visitarlo. Desde entonces, Monseñor Álvarez constituye una especie de símbolo de la resistencia frente al absolutismo de Ortega.

Este ha prohibido que se mencione el nombre del obispo en los oficios religiosos, donde los sacerdotes deben evitar también expresiones como “democracia”, “derechos humanos” o “libertad”.

En octubre de 2023 el Gobierno de Ortega desterró a Roma a 12 sacerdotes, a los que mantenía presos bajo distintos cargos. Probablemente esté preparando otro grupo de sacerdotes para enviarlos al destierro.

En los dos últimos años el régimen ha cerrado 30 universidades, habiendo confiscado sus bienes. El caso más conocido es el de la Universidad Centroamericana, administrada por los jesuitas.

Ortega trata de acallar cualquier voz crítica a su gobierno, y la Iglesia Católica es la única que queda, luego de haber sido silenciados los políticos opositores y las universidades.

INGRESO MÍNIMO VITAL: BONDADES Y TRABAS.

El ingreso mínimo vital (IMV) aumentará este año un 6,9% con respecto a 2023, con lo que un hogar de una sola persona tendrá garantizados unos ingresos de 604 euros, una familia con un adulto y dos niños contará con 1.148, y una con tres adultos y más de dos menores dispondrá de 1.330.

El IMV fue aprobado en mayo de 2020 para garantizar un ingreso mínimo en los hogares más vulnerables, de manera que la Seguridad Social les abonaría la diferencia entre esos techos establecidos y los ingresos reales de cada familia.

Inicialmente, el gobierno estimo que la medida beneficiaría a unos 850.000 hogares con 2,3 millones de personas.

El propio gobierno ha informado de que desde su puesta en marcha se han beneficiado en algún momento 735.562 hogares con 2.16 millones de personas, pero se desconoce el total de quienes actualmente reciben el beneficio.

La gestión de este subsidio se ha caracterizado por numerosas trabas burocráticas y atascos, que han provocado múltiples protestas y la demanda de una mayor flexibilización en lo requisitos para acceder a él.

CIFRAS DE LA INMIGRACIÓN EN 2023

Pese a las medidas de “protección” de Europa, en 2023 llegaron a nuestro Continente de forma ilegal casi 270.000 personas, jugándose la vida para lograrlo. 153.000 lo hicieron a las costas italianas, un 46% más que en 2022 y casi el triple que a España.

A las costas españolas llegaron 56.852, un 82% más que en 2022; 39.910 llegaron a Canarias, un 154,5% más que en 2022. Lo informa el Ministerio del Interior.

Son unas cifras de inmigración irregular que no se veían desde 2016, cuando la “crisis de refugiados” tras la guerra en Siria. 2023 se ha convertido en el segundo año con más llegadas irregulares a España después de 2018, cuando se registraron 64.298.

El incremento de llegadas a las islas Canarias se atribuye especialmente a los migrantes de Senegal y Gambia, países con graves problemas internos.

Los discursos de odio sirven -a veces- para manipular conciencias y ganar elecciones, pero pocas veces resuelven problemas.

Las Otras Noticias - 2023 (304)

LAS OTRAS NOTICIAS (304)

 

28 de Diciembre de 2023

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Cadena Ser, VientoSur, El Plural, El Salto, Rebelion.or, LoQueSomos, Contextos.

PALESTINA: LA MASACRE CONSENTIDA

Ni siquiera permitieron un respiro por Navidad. La máquina de bombardear israelí aumentó sus ritmos en esos días, haciendo subir los muertos civiles en Gaza a 20.915; hay también unos 60.000 heridos. Mientras tanto, los colonos israelíes avanzan anexionándose tierras y construyendo asentamientos en Cisjordania. En 1993 había 247.000 colonos; hoy, 700.000. En los últimos dos meses han muerto allí 311 palestinos, a manos de los colonos y de los soldados israelíes.

Unos dos millones de palestinos, que se amontonan en el sur de Gaza, sufren la falta de suministro de gas y electricidad, bloqueo de ayuda humanitaria, falta de agua potable y de alimentos, ataques indiscriminados, matanzas, hambre, enfermedades y desplazamiento forzado cada vez más hacia el sur.  Los que quedan en el norte (unas decenas de miles) son considerados por Israel como sospechosos de pertenecer a Hamás y por lo tanto objetivos militares, no importa que sean ancianos, personas enfermas o simplemente familias sin medios económicos para trasladarse.

En los últimos días nos hemos enterado de que los soldados israelíes han convertido un estadio de la ciudad de Gaza en una especie de campo de concentración, con prisioneros palestinos (incluidos ancianos y niños) arrodillados en el suelo en largas filas, con las manos atadas a la espalda y la cabeza gacha, en ropa interior o desnudos… El propio ejército israelí ha publicado fotografías y grabaciones sobrecogedoras de esa situación.

Según la organización Euro-Med Monitor, entre 1.200 y 1.400 palestinos han sido detenidos en los últimos dos meses, y se hallan encarcelados y sometidos a torturas. En muchos casos se trata de “detenciones administrativas”, que pueden prolongarse más de un año sin siquiera presentar cargos. También señala que se producen ejecuciones sumarias. Y dice que esas prácticas no se denuncian por la falta de representación jurídica de los detenidos, por su miedo a represalias y porque los organismos internacionales de derechos humanos no tienen acceso a los centros de detención y cárceles israelíes.

Asistimos a una insoportable y cínica complicidad internacional. Estados Unidos bloquea todas las iniciativas de alto al fuego, con la sumisión indignante de Europa. Si la ONU no puede promover la paz, el sistema está fallando.

Mientras tanto, Estados Unidos pone en marcha una coalición militar para garantizar el tráfico marítimo de mercancías por el Mar Rojo, dejando claro que es más importante proteger el comercio marítimo que proteger las vidas de los palestinos.

 

 

MIGRANTES: LAS CIFRAS DE LA MUERTE

En 2023 han llegado irregularmente a la Unión europea unos 260.000 inmigrantes. A España han llegado 52.000 (37.000 de ellos a Canarias).

Al menos 2.480 han fallecido en el Mediterráneo Central cuando navegaban hacia Europa en patera o cayuco. Otros 1.194 han muerto en las rutas marítimas para llegar a España (868 en la ruta canaria).

En los últimos 10 años, 28,427 migrantes han encontrado la muerte en el Mediterráneo, cuando intentaban llegar a Europa, según la Organización Internacional para las Migraciones. La mayoría de las muertes en el mar se producen por ahogamiento, pero también por frío, hambre o sed.

En el recientemente firmado Pacto Europeo de Migración y Asilo, Europa renuncia a una política que garantice vías legales, seguras y dignas para la inmigración, de manera que la gente que huye de la guerra, la persecución o el hambre no se vea forzada a lanzarse al mar para solicitar asilo. En el documento se consolida la visión de la inmigración como una amenaza para Europa, de la criminalización de la movilidad humana y de negar los más fundamentales derechos humanos. Y se opta por continuar pagando miles de millones de euros a países “amigos” como Marruecos, Túnez, Libia y Turquía, para que hagan el trabajo sucio de proteger las fronteras europeas, por los medios que sean, aunque ello implique reforzar a organizaciones criminales y poner en peligro la vida de cientos de miles de personas.

¿No sería mejor destinar esos recursos a facilitar las vías seguras, legales y dignas para la inmigración? La guerra, la persecución y el hambre son malas consejeras, y la gente continuará echándose al mar. ¿Hasta cuándo Europa se empecinará en poner puertas al campo?

REFUGIADOS CLIMÁTICOS

Más de 20 millones de personas huyen de sus hogares cada año por fenómenos meteorológicos provocados por el cambio climático, según datos de ACNUR. La mayoría se desplaza en su propio país, pero muchos buscan refugio en otros países. Se concentran en países del Sur.

Son más desplazados que los del total de conflictos armados que hay en el mundo. Se les llama “refugiados climáticos”, pero no existe ninguna regulación jurídica que los ampare ni son objeto de ninguna protección internacional. Hay algunos instrumentos jurídicos parciales, como la Convención de Kampala (Uganda) firmada por la Unión Africana, pero la mayoría son regionales o no vinculantes.

El cambio climático no afecta a todos por igual, ni todos contribuimos de igual manera a él. Occidente sigue siendo el gran contaminador, mientras que los países más vulnerables a sus efectos se encuentran en el Sur y en las zonas más deprimidas económicamente.

Los niños y las mujeres son los más afectados por las catástrofes medioambientales. Unicef advierte de la inminente crisis humanitaria causada por el clima en África oriental y meridional, donde 45 millones de niños y niñas están en riesgo de sufrir una mala salud, desnutrición, desplazamiento y pérdida de aprendizaje.

En los últimos 20 años las necesidades de financiación para ayuda humanitaria ante crisis provocadas por condiciones meteorológicas extremas se han multiplicado por ocho, según Médicos Sin Fronteras, mientras la financiación actual para la adaptación al cambio climático es entre cinco y diez veces inferior a lo necesario.

¿PAGARÁN LAS GRANDES EMPRESAS EL 15%?

El Gobierno de España ha aprobado un anteproyecto de ley para garantizar que las grandes empresas paguen como impuesto de sociedades al menos un 15% sobre sus beneficios.

Las leyes españolas establecen que las empresas deben pagar un impuesto de sociedades del 25% sobre sus beneficios, pero hay muchos mecanismos, legales o ilegales, para eludir ese pago, para lo que las grandes empresas cuentan con buenos equipos de abogados y economistas. De hecho, el promedio que pagan todas las empresas es el 10,12%. Pero cuanto más grandes son y más ganan, menos pagan a Hacienda. Las de mayores cifras de negocio pagan en impuestos el 5,11% de sus beneficios reales, mientras que las pequeñas empresas y las microempresas tributan en torno al 15%.

Por otro lado, el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) oscila entre el 19 y el 37%. Y el impuesto al valor agregado (IVA) es del 31%, aunque en algunos casos se aplica un impuesto reducido del 10% o superreducido del 5%.

La nueva ley propone impuestos suplementarios para que las grandes empresas paguen como mínimo el 15% efectivo sobre sus beneficios.

EL “ÉXODO DE LA POBREZA”

Comenzaron a caminar el día de Nochebuena. Eran unos 10.000, de 24 nacionalidades pero sobre todo centroamericanos y sudamericanos. Salieron de la ciudad de Tapachula, al sur de México, con la decisión de caminar los 3.000 kilómetros hasta llegar a la frontera de Estados Unidos. Son familias completas, personas solas, mujeres con sus hijos, hombres, jóvenes y adolescentes. Son gentes expulsadas de sus países por la pobreza y la violencia, que buscan mejor suerte en Estados Unidos. Han bautizado su caravana como “Éxodo de la pobreza”.

Esta caravana ocurre en medio de un incremento espectacular de los flujos migratorios hacia Estados Unidos. Entre enero y noviembre, 2,2 millones han llegado a la frontera estadounidense, según la Patrulla Fronteriza. Sólo en las últimas dos semanas fueron detenidas 69.462 personas.

Recientemente, el gobierno estadounidense adoptó la torpe medida de cerrar varios puentes aduaneros, afectando gravemente las importaciones y exportaciones de ambos países.

El gobierno mexicano está entre dos fuegos. Por un lado, tiene las exigencias de Estados Unidos para frenar la migración; y, por otro, se resiste a endurecer las condiciones de los migrantes.

¿MARRUECOS AL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU?

Su historial no es que sea muy limpio. Es un país reconocido internacionalmente por no cumplir los estándares básicos de Derechos Humanos. Sin embargo, quiere asumir la presidencia anual del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Las autoridades siguen aplastando la disidencia política, reprimiendo protestas pacíficas, restringiendo las actividades de las organizaciones opositoras, encarcelando a periodistas que critican al gobierno y a defensores de los derechos humanos, practicando la tortura en los interrogatorios a los detenidos y eliminando la libertad de prensa.

El Código Penal tipifica como delito las relaciones sexuales fuera del matrimonio y el adulterio, y mantiene la desigualdad de género.

Las fuerzas de seguridad hostigan y persiguen a los migrantes que cruzan el país con dirección a Europa.

Marruecos, además, mantiene una férrea ocupación colonial del Sahara Occidental, al que niega el derecho a la autodeterminación, desafiando desde 1990 las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Es un territorio donde la tortura y otros malos tratos son moneda de circulación diaria, sobre todo contra los activistas saharauis. Además, no permite el acceso al territorio de periodistas, organizaciones de derechos humanos e incluso al Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU.

¿Alguien en su sano juicio puede pensar que un Estado así puede presidir el Consejo de Derechos Humanos de la ONU?

Las Otras Noticias - 2023 (303)

LAS OTRAS NOTICIAS (303)

 

20 de Diciembre de 2023

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Cadena Ser, VientoSur, El Plural, El Salto, Rebelion.or, LoQueSomos, Contextos.

LA ESTRATEGIA ISRAELÍ

La estrategia israelí contra Gaza consiste en golpear al “enemigo” de manera desproporcionada con todos los medios a su alcance, sin discriminar entre civiles y combatientes, ya que, a su entender, todos los “animales humanos” son objetivos legítimos, sin considerar ninguna norma ética ni el derecho internacional.

Ello supone priorizar la destrucción masiva, eliminando todas las infraestructuras y viviendas posibles y usando el hambre como arma de guerra, para tratar de crear un clima de pavor generalizado entre la población hasta convencerla de que su única opción es abandonar una tierra que los gobernantes israelíes consideran suya.

En una primera etapa, los israelíes han tratado de “ablandar” los objetivos con ataques masivos de la artillería y los medios aéreos, para, en una segunda etapa, enfrentar a los milicianos de Hamás con los medios acorazados y mecanizados, junto a las unidades de operaciones especiales.

Según sus propias cifras, hasta ahora el ejército israelí ha realizado más de 10.000 bombardeos aéreos, que ya se comparan con los peores de la Segunda Guerra Mundial: Dresde, Hamburgo, Hiroshima, Nagasaki… Han caído sobre Gaza el equivalente a dos explosiones de Hiroshima, ocasionando su devastación (el 60% de las viviendas destruidas) y matando a unos 5.000 milicianos de Hamás (de un total estimado entre 35.000 y 40.000). Las víctimas civiles se acercan a los 20.000 (el doble que las causadas por Rusia en Ucrania en dos años de guerra), entre ellas unos 8.000 niños; los heridos sobrepasan los 51.000, y se cree que unos 7.500 cuerpos continúan atrapados bajo los escombros.

Sin embargo, Hamás sigue luchando e infligiendo daños considerables a las fuerzas israelíes, que habrían sufrido unos 400 muertos y 5.000 heridos. Los milicianos utilizan los escombros como escudo y hacen salidas rápidas con lanzacohetes y lanzagranadas que causan graves daños al ejército israelí, una guerra de guerrillas contra la que fuerzas enormemente superiores son poco eficaces.

Falta por ver qué ocurrirá en la segunda etapa de la estrategia, en el combate cuerpo a cuerpo. En días recientes se ha informado de fuertes enfrentamientos entre las milicias de Hamás y el ejército israelí en varias ciudades, de manera especial en Gaza y Jan Yunis.

Algunos expertos señalan que, pese al genocidio fríamente calculado, Israel no logrará eliminar a Hamás. Y, aunque lo hiciera, surgirán probablemente otros grupos, dentro de Palestina o en los países donde las comunidades palestinas se hallan dispersas, alimentados por la rabia y desesperación contra Israel.

Gaza pone de relieve que la violencia engendra violencia y la venganza engendra venganza, que es inútil intentar resolver los problemas con la fuerza militar y que la única solución definitiva pasa por ofrecer justicia a os palestinos.

NUEVA COALICIÓN MILITAR EN EL CANAL DE SUEZ

En respuesta a la petición de Israel, Estados Unidos ha anunciado la creación de una coalición internacional para patrullar el Canal de Suez y el Mar Rojo y “garantizar la libertad de navegación para todos los países y reforzar la seguridad y la prosperidad regionales”.

Desde hace varias semanas, los rebeldes Huties, que controlan la mayor parte de Yemen, han atacado con drones y misiles en el Canal de Suez a buques propiedad de empresas israelíes o a otros buques que transportan armas de guerra destinadas a Israel, como respuesta a la ofensiva israelí contra Gaza. Los hutíes yemeníes son aliados de Irán y de Hamás.

El canal de Suez, de 193 kilómetros, une el Mar Mediterráneo con el mar Rojo, y por él transitan anualmente unos 21.000 barcos, entre el 10 y el 12% del tráfico marítimo mundial y un 30% del tráfico global de contenedores. Está considerado como la principal ruta comercial del planeta. No usar el Canal Suez implica bordear África por el Cabo de la Buena Esperanza para llegar a Europa desde Asia o viceversa.

Los daños causados en los ataques de los Ruties contra los buques han sido mínimos, pero han dado pie a Estados Unidos para formar esa nueva coalición militar, en la que participarán el Reino Unido, Bahrein, Canadá, Francia, Italia, Países Bajos, Noruega, Seychelles y España, aunque el gobierno español ha dicho que su participación está sujeta a las decisiones de la UE y la OTAN. La coalición, bautizada como “Operación Guardián de la Prosperidad”, será liderada por la armada estadounidense.

Los Hutíes han asegurado que seguirán atacando a los barcos relacionados con Israel, “en apoyo a Gaza”, y que “los pueblos de la región tienen plena legitimidad para apoyar al pueblo palestino”.

¿Otro frente de guerra?

FRONTEX, TERRORISMO EUROPEO

La agencia europea de fronteras Frontex, ha proporcionado de manera sistemática información de embarcaciones con migrantes y solicitantes de asilo a un barco operado por la milicia libia Tareq Bin Zeyad, de acuerdo a una investigación de Lighthouse reports, organización independiente de investigaciones especiales que trabaja con los principales medios de comunicación europeos.

El barco de TBZ ha bloqueado en el mar y devuelto a Libia a más de 1.000 migrantes desde mayo.

La milicia es un grupo armado peligroso dirigido por Saddam Haftar, hijo del comandante del Ejército Nacional Libio, fuerza enfrentada con el Gobierno de Trípoli, y está vinculada a la trata de personas, secuestros y torturas, crímenes de guerra y contrabando, según denuncia Amnistía Internacional.

El favor de Frontex a ese tipo de milicias ya había sido denunciado anteriormente por las ONGs. Estas calculan que debido a ello en 2023 han sido interceptados en el Mediterráneo Central y devueltos a Libia más de 15.000 migrantes, internados en centros de detención donde son sometidos a violencia sistemática y trato inhumano.

Los llamados guardacostas libios son financiados desde hace varios años por la Unión Europea, a la que no parecen importarle las reiteradas denuncias y pruebas sobre torturas, venta como esclavos, violencia sexual, extorsión y ejecuciones sumarias de migrantes en los centros de detención de Libia.

LA SANIDAD Y LAS LISTAS DE ESPERA

Unos 4,8 millones de personas están en las listas de espera en España para una operación quirúrgica (800.000) o una consulta con el especialista (3,8 millones). Son uno de cada diez españoles, y el promedio de espera son 112 días.

Las listas de espera tienen consecuencias en la salud y en la gestión de la enfermedad, generan sufrimiento y dolor y son un drama para muchas familias. Son también un indicador de que algo no funciona en el sistema, que no es capaz de absorber las necesidades de las personas.

La Sanidad en España es competencia de los 17 gobiernos autonómicos, que eligen su propia estrategia. Pese a ello, el gobierno de España ha anunciado su intención de abordar este problema conjuntamente con ellos, para limitar esos tiempos. Algunos abogan por potenciar el sistema público directo con recursos humanos y financieros, pero esto encuentra la oposición de gobiernos autonómicos más partidarios de canalizar dinero a las clínicas privadas y en derivar pacientes a ellas.

Por otro lado, la nueva ministra de Sanidad, Mónica García, se ha comprometido a regresar a un sistema de salud universal, que ha estado muy limitada desde hace una década, sobre todo para colectivos muy vulnerables como la población inmigrante “sin papeles”.

DESMANTELADA ORGANIZACIÓN PARAMILITAR NAZI

La Guardia Civil ha desmantelado en España una organización paramilitar de ideología nazi, con estructura militar territorial y con ramificaciones en las provincias de Almería, Alacant, Vizcaya, Castelló, Jaén, La Rioja, Madrid, Málaga, Teruel, Navarra, Pontevedra, Segovia, Sevilla, Toledo, València y Zaragoza. Su "cuartel general" estaba en la provincia de Málaga.

Se les han incautado 10 armas de fuego y más de 9.000 cartuchos, además de explosivos y numerosas armas prohibidas (puños americanos, kubotanes, navajas automáticas y espráis de defensa) y efectos propagandísticos de ideología neonazi.

11 de sus dirigentes han sido detenidos y otros 11 están siendo investigados. Dentro de sus propósitos estaba la creación de un ejército para "acabar con el régimen establecido" e implantar su ideario.

Se les acusa de delitos de asociación ilícita, injurias a las instituciones del Estado, atentado, tenencia ilícita de armas, fomento, promoción e incitación al odio, discriminación y violencia hacia diversos colectivos, específicamente hacia los migrantes, las mujeres o el colectivo LGTBI+.

PARODIA ELECTORAL EN EGIPTO

Abdelfattá al-Sisi, el hombre fuerte de Egipto, lo ha vuelto a hacer. Se ha hecho reelegir presidente (¡con casi el 90% de los votos!), cargo que desempeña desde que hace 10 años diera un golpe de Estado que cortó las esperanzas de una transición democrática en el país, luego de la “primavera árabe” que en febrero de 2011 había derrocado al dictador Hosni Mubarak.

El movimiento de los Hermanos Musulmanes ganó entonces las elecciones, pero Al Sisi y sus allegados militares decidieron que aquello no era bueno para Egipto, y dieron un golpe de Estado. Los Hermanos Musulmanes fueron ilegalizados y declarados “terroristas”, y por lo tanto blanco de cualquier abuso.

Ahora, 10 años después, el balance del régimen es demoledor. Al Sisi ha superado a Mubarak en el ejercicio de la represión y la censura. La deuda externa se ha triplicado y la inflación roza el 40%. El régimen ha gastado miles de millones en megaproyectos que han enriquecido a los generales, pero no han generado un tejido productivo más fuerte. A pesar de haber recibido 114.000 millones de sus aliados del Golfo Pérsico, y de haber firmado tres créditos con el FMI, la crisis no ha sido superada y millones de personas han sido sumidas en la pobreza. En poco más de un año la libra egipcia ha perdido la mitad de su valor.

Las recientes elecciones se han celebrado sin opositores, porque hay decenas miles de presos políticos, incluidos líderes de la oposición y activistas. Sólo competían con Al Sisi tres candidatos “de paja”, que se cuidaron mucho para no cruzar ninguna de las líneas rojas establecidas por el régimen.

Acudieron a las urnas, según las autoridades, el 66,8% de los 67 millones de potenciales votantes (el país tiene 105 millones de habitantes). En las anteriores elecciones, de 2019, habían participado el 41%.

Las elecciones se celebraron entre el 10 y el 12 de diciembre, pero sus resultados no se hicieron públicos hasta el 19, probablemente para que todo estuviera “atado y bien atado”

AUMENTA EL SUBSIDIO POR DESEMPLEO

El gobierno ha aprobado una reforma al subsidio por desempleo asistencial (el que se cobra cuando se agota el pago por desempleo), que ampliará su cuantía pasando de los 480 euros actuales a 570 durante los primeros seis meses de percepción; en los seis meses siguientes bajará a 540 y volverá a los 480 durante el resto de la prestación.

La reforma incluye también un aumento en los beneficiarios, ya que incorpora a personas desempleadas menores de 45 años sin cargas familiares, a mayores de 52 años con cargas familiares y a trabajadores eventuales agrarios. Los beneficiarios, actualmente unos 800.000, subirán a 1.2 millones.

Además, ese subsidio será compatible hasta por 180 días con el cobro del sueldo si el beneficiario encuentra trabajo.

Las Otras Noticias - 2023 (302)

LAS OTRAS NOTICIAS (302)

 

16 de Diciembre de 2023

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Cadena Ser, VientoSur, El Plural, El Salto, Rebelion.or, LoQueSomos, Contextos.

COMPLICIDAD CON EL GENOCIDIO

“Gaza ya no es un lugar habitable”. Lo ha dicho el Comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos, quien ha precisado que allí solo queda la miseria, el dolor y miles de personas expuestas a la intemperie, al frío y la lluvia, sin comida, agua potable y medicinas. Es una crisis "sin precedentes".

Desde que hace más de dos meses el ejército israelí inició su ataque a Gaza, los muertos civiles son ya 19.000 y los heridos más de 50.000. Son más que en la guerra de Ucrania en dos años. Israel mata un niño cada diez minutos, según la Organización Mundial de la Salud.

No son acciones en defensa propia “para liberar al pueblo de Gaza de la opresión tiránica de Hamás”. Es un Genocidio deliberado que ha convertido la región en un territorio invivible, donde Israel hace saltar por los aires mezquitas, campos de refugiados, viviendas y hospitales. Le dan igual las condenas de la comunidad internacional y los llamados para un alto al fuego. Sabe que cuenta con el irrestricto apoyo de Estados Unidos.

A Israel esa estrategia terrorista le ha funcionado históricamente. En los 10 años anteriores a la creación de Israel, de 1937 a 1947, hizo estallar 14 aviones civiles, dos trenes y un barco y arrasó 385 aldeas árabes. Entre 1947 y 1949 atacó las principales ciudades palestinas, destruyó unas 530 aldeas y mató a unos 15.000 palestinos. Unos 750.000 fueron expulsados de sus hogares y se convirtieron en refugiados en sus propias tierras.

La creación del Estado de Israel en 1948 se coronó con el robo del 78% de la tierra de Palestina y la expulsión del 80% de sus habitantes, fundamentalmente, cristianos y musulmanes.

En la pequeña área de Rafah, fronteriza con Egipto, se hacinan ya casi un millón de personas (casi la mitad de los gazatíes), sin infraestructura y los recursos para mantener a esa población. El plan de Israel y Estados Unidos era deportarlos a la península del Sinaí, en Egipto. Pero ese país se opone: “El Sinaí se convertiría en una base de operaciones terroristas contra Israel, y nosotros, en Egipto, asumiríamos la responsabilidad por ello”, sostiene el gobierno egipcio. Parece que ahora el plan es deportar a los gazatíes a cuatro países: Turquía, Egipto, Irak y Yemen. Una limpieza étnica a gran escala presentada cínicamente como un plan de ayuda “moral y humanitaria”.

Los calificativos no alcanzan a aproximarse a la barbarie actual. No es una guerra de Israel contra Hamás.… Es un ataque calculado e inhumano para exterminar al pueblo palestino.

Y todo ello ocurre ante la pasividad cómplice de Europa, tan diligente para condenar a Hamás pero timorata y ambigua para condenar a Israel o pedir el alto al fuego. Esta Europa pasará a la historia como cómplice de este genocidio.

Quizá algún día nos hagamos conscientes de que esta barbarie está finiquitando el orden mundial tal y como lo hemos conocido hasta, y de que estamos entrando en un mundo regido por la ley de la selva.

SANCIONES A LOS COLONOS “EXTREMISTAS”

La Unión europea se prepara para adoptar sanciones contra colonos extremistas israelíes en Cisjordania, que han asesinado, junto con los soldados, al menos a 259 palestinos desde el 7 de octubre pasado, entre ellos 65 niños.

Estados Unidos ya aprobó una medida similar contra a decenas de colonos israelíes que viven en asentamientos ilegales.

El gobierno israelí ha aprobado la construcción de 1.700 nuevas viviendas en Jerusalén Este, para expandir los asentamientos.

Es curioso: La Unión Europea y Estados Unidos hablan de colonos “violentos” o “extremistas”, pero no se les ocurre cuestionar la colonización en sí y el robo de sus tierras a los palestinos…

LOS ROHINGYAS Y SU TRAGEDIA

Nos enteramos de su existencia hace seis, cuando unos 750.000 de ellos huyeron de la persecución en Myanmar (antes Birmania) para refugiarse en Bangladésh…

Los rohingyas son una minoría musulmana a la que el Estado budista de Myanmar no reconoce la ciudadanía. Son un buen ejemplo, junto al pueblo palestino, para entender el concepto “limpieza étnica”.

En algún momento llegaron a vivir en el norte del país más de un millón y medio. Hoy quedan allí unos 500.000, y más de un millón viven desperdigados fuera, la mayoría de ellos en superpoblados y precarios campos de refugiados de Bangladesh, en el distrito de Cox’s, donde son muy escasos los servicios esenciales y abundan las epidemias de cólera y sarna. Bandas criminales con frecuencia secuestran a mujeres rohingyas, destinadas a la trata internacional.

En Bangladésh aumenta la xenofobia contra ellos, alentada por políticos ultras.

Las conversaciones entre los gobiernos de Myanmar y Bagladésh para su retorno nunca han tenido éxito, ya que el gobierno militar de Myanmar no da garantías en materia de derechos y seguridad de los posibles retornados.

De los que quedan en Myanmar, decenas de miles se lanzan cada año al mar en precarias embarcaciones, buscando un lugar donde los acojan; algunos llegan a Malasia, pero su intento con frecuencia acaba en desastre.

GUATEMALA, EN LA CUERDA FLOJA

El Tribunal Constitucional de Guatemala ha ordenado que Bernardo Arévalo de León sea investido presidente el próximo 14 de enero, con lo que ha frenado (¿definitivamente?) los repetidos intentos del Ministerio Público de revertir el triunfo del presidente electo y su partido Movimiento Semilla.

Desde que Arévalo de León ganara los comicios del pasado 20 de agosto, el Ministerio Público (Fiscalía) ha maniobrado de diversos modos para declarar ilegal dicha elección, fabricando causas inexistentes.

La Fiscalía está dominada por el “pacto de corruptos”, una amalgama de poderes fácticos formada por militares, políticos, narcotraficantes, oligarcas, crimen organizado… Los principales responsables de la Fiscalía (jueces, fiscales …) han sido sancionados por el Departamento de Estado de los Estados Unidos por corromper la Justicia.

Ante las maniobras de la Fiscalía, la gente se ha movido. Durante varias semanas, las organizaciones populares sostuvieron un paro nacional, exigiendo la renuncia de jueces y fiscales corruptos y defendiendo la democracia y los resultados electorales. En ese movimiento convergen las comunidades indígenas y las clases medias y populares mestizas, hartas de la corrupción, de las injusticias y de la falta de oportunidades.

La Unión Europea, Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos han condenado los intentos de la Fiscalía de anular los resultados electorales. Recientemente, el gobierno de Estados Unidos retiró el visado a más de un centenar de diputados guatemaltecos, por “socavar la democracia”.

Arévalo, sociólogo y diplomático de 65 años, se propone luchar contra la corrupción y por construir “una nueva Guatemala”

SUDÁFRICA: DESIGUALDAD Y XENOFOBIA

Representó una esperanza para muchos países. En 1994, Nelson Mandela asumió la Presidencia de Sudáfrica y desplegó acciones para propiciar la reconciliación y la unidad de un país que había sufrido durante medio siglo una política de apartheid. Se esforzó por ser respetuoso con los blancos, para evitar su huida del país y el descalabro económico.

Hoy, casi 30 años después y a 10 de que falleciera Mandela, los valores de reconciliación racial, unidad y coexistencia parecen haberse resquebrajado. La mitad de los sudafricanos consideran que la división racial es un problema grave para el país.

Sudáfrica es el país con más desigualdad de ingresos del mundo. La población blanca (el 7,3%) tiene tres veces más de ingresos que la mayoría negra y una tasa de desempleo cinco veces menor. El crimen no para de crecer, lo mismo que la ineficiencia y la corrupción del sector público, incluido el propio partido de Mandela, el Congreso Nacional Africano. Los sudafricanos sufren cuatro horas diarias de apagones. La xenofobia se ha disparado, igual que la popularidad de partidos populistas y extremistas.

EMPRESAS Y JÓVENES: DOS ECONOMÍAS

La banca y las grandes empresas españolas, lo sabemos, han registrado en los últimos años cifras récord en sus beneficios, mientras los jóvenes españoles no pueden independizarse, en promedio hasta los 30,3 años y uno de cada cinco de los que tienen trabajo viven en situación de pobreza o en riesgo de exclusión social.

Medidas como la reforma laboral y las subidas del salario mínimo, de años recientes, han mejorado su situación laboral y salarial. Pero si se suman los gastos de alquiler de vivienda y los servicios (agua, luz, gas…), los gastos en vivienda alcanzan los 1.053 euros. Un joven debería gastar en vivienda el 96,6% de su sueldo, cuando lo recomendado por los expertos es que no supere el 30%.

Comprar una vivienda implica disponer de entrada de 49.852,20 euros, el equivalente a 3,8 años completos de sueldo, y el pago de la hipoteca se llevaría 661,33 euros, el 60,7% del sueldo medio. 

En 1987, tres salarios anuales completos bastaban para adquirir una vivienda; hoy se requieren caso nueve.

LULA Y LAS PERSONAS SIN HOGAR

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ha puesto en marcha un vasto plan de apoyo para las personas sin hogar, "la gente más sufrida" de la sociedad.

La población sin techo en Brasil ha aumentado casi 10 veces en la última década. Hoy son 236.000 las personas viven sin hogar, casi la cuarta parte de ellas en la ciudad de Sao Paulo.

El programa está dotado con unos 200 millones de euros, y contempla el funcionamiento de albergues y residencias populares, además de diversas iniciativas en las áreas de salud, seguridad alimentaria, educación y empleo.

SUBEN LAS PENSIONES

Las pensiones contributivas (las de quienes cotizaron a la Seguridad Social) aumentarán un 3,8% a partir de enero de 2024. La ley de Pensiones de 2021 estableció que éstas deberán subir de acuerdo a la inflación, para que los perceptores no pierdan poder adquisitivo.

De acuerdo a la subida, la pensión media del sistema, que es de 1.200 euros al mes, aumentará 638 euros al año (46 euros al mes). Otras pensiones tendrán incrementos más altos. Las pensiones mínimas y las no contributivas subirán un 6,9%, en tanto que la pensión mínima de viudedad con cargas familiares se incrementará un 14%.

Las Otras Noticias - 2023 (301)

 LAS OTRAS NOTICIAS (301)

 

8 de Diciembre de 2023

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Cadena Ser, VientoSur, El Plural, El Salto, Rebelion.or, LoQueSomos, Contextos.

 

LA GUERRA DE CADA DÍA

Después de una efímera tregua de siete días, el ejército israelí ha lanzo una ofensiva, más agresiva aún, sobre el sur de Gaza, donde se habían concentrado cientos de miles de desplazados por la campaña del norte.

En dos meses de ofensiva, Israel ha realizado 10.000 bombardeos en Gaza, un bombardeo por cada 220 habitantes. Sus resultados son al menos 17.177 palestinos muertos, el 70% de ellos mujeres y niños (7.000 niños y 5.000 mujeres); 46.000 heridos; 1,9 millones de desplazados (el 85% de la población gazatí); el 60% de las viviendas destruidas; Y alrededor del 40% de los habitantes de la Franja en situación de "hambre severa", según el Programa Mundial de Alimentos, de la ONU, que califica la situación de “catastrófica, apocalíptica".

Los bombardeos y ataques del ejército de Israel también amenazan la vida de los cerca de 140 rehenes en manos de Hamás.

Ningún lugar es seguro en Gaza. Ni hospitales, ni refugios, ni campos de refugiados. Nadie está a salvo, ni los niños, ni los trabajadores humanitarios.

De nada valen las voces de las Naciones Unidas o las organizaciones de derechos humanos. El propio Joe Biden, presidente de Estados Unidos, que considera a Israel una especie de una sucursal militar de Estados Unidos, habla de la “necesidad absoluta de proteger a los civiles y de separar a la población civil de Hamás”.

El secretario general de la ONU, Antonio Gutérres, ha pedido un alto al fuego humanitario inmediato, debido al “espantoso sufrimiento humano”. Israel califica a Gutérres como “una amenaza a la paz mundial”.

Nada ni nadie frena al ejército israelí, que parece decidido a empujar a los gazatíes para que pasen la frontera de Egipto y se instalen en el Sinai.

¿Y LA SITUACIÓN MILITAR?

Poco se sabe de la evolución militar propiamente dicha, en Gaza. El hecho de que Israel haya devastado el norte y ahora se concentre en el sur de la Franja no necesariamente significa la derrota de Hamás, aunque sí la huida de la población por el terror.

Pocas noticias trascienden sobre las bajas en ambos bandos. El ejército israelí afirma haber causado entre 1.000 y 3.000 muertos entre los milicianos de Hamás. Los expertos hablan de que Israel tiene un promedio de cinco bajas diarias, lo que sumarían unos 300. Además, 395 soldados y 59 policías murieron el 7 de octubre (día de la incursión de Hamás a territorio israelí), unos por fuego palestino y otros por fuego del propio ejército israelí.

Algunos expertos dudan de que el ejército israelí acabe con Hamás, que cuenta con el apoyo de gran parte de la población palestina, únicamente por la vía militar. También dudan de que la campaña de bombardeos haya degradado de forma significativa las capacidades militares de Hamás. De hecho, se habla de “intensos combates” entre las tropas israelíes y los milicianos de Hamás en las principales ciudades de Gaza, especialmente en el sur.

Al parecer, Israel planifica una campaña militar de un año o más para “eliminar” a Hamás. Por su parte, el líder de Hamás, Ismail Haniye, ha advertido de que ellos están preparados para la prolongación del conflicto.

INMIGRACIÓN: LAS CIFRAS DE 2023

Casi 140.000 “inmigrantes ilegales” han llegado en lo que va de año a las costas de Italia o Malta. Otros 120.000 han sido interceptados y devueltos a Libia por sus guardacostas, y casi 2.200 (ocho diarios en promedio) han perdido la vida en el Mediterráneo central cuando huían de la guerra, la persecución o el hambre. El repunte de llegadas es la señal de alarma de la falta crónica de inversión y oportunidades para las personas en el África subsahariana. Así lo explica Médicos sin Fronteras.

Los acuerdos millonarios de la Unión europea con países como Libia, Túnez o Marruecos, para que estos países hagan el trabajo sucio de impedir el tránsito de los migrantes, ha resultado desastrosa en términos humanitarios. En esos países los migrantes son sometidos a tratos inhumanos, torturas, extorsión, esclavitud y otras variadas formas de violencia.

La Organización señala que las prácticas fronterizas violentas y la “inacción deliberada” de los Estados europeos han hecho de este año hayan muerto 2.200 migrantes en el Mediterráneo central; es el año más mortífero desde 2017. En los últimos 10 años, los muertos en la zona suman 22.300 muertos.

En 2015, ante la inacción y obstrucción de los gobiernos, las ONG asumieron la responsabilidad de los rescates, pero algunos Estados, sobre todo Italia, han adoptado medidas cada vez más restrictivas a la labor de estas ONG. Italia asigna puertos lejanos para el desembarque a los buques de rescate, lo que los obliga a retrasar la debida asistencia a los inmigrantes y les impide socorrer a otros.

Desde 2021, el barco Geo Barents, de Médicos sin Fronteras, ha rescatado en la zona a 9.762 personas.

MURIO HENRY KISSINGER

Ha muerto Henry Kissinger, a los 100 años. Fue asesor de Seguridad Nacional y secretario de Estado de Estados Unidos de 1969 a 1976 y uno de los artífices de la política internacional estadounidense durante la Guerra Fría; su influencia se extendió hasta el mandato de Donald Trump (2021).

En defensa de los intereses estadounidenses, normalizó las relaciones de su país con China y con la Unión Soviética, con la que promovió la firma de acuerdos sobre el control de armamentos.

Apoyó con entusiasmo los grandes bombardeos sobre Vietnam, hasta que se hizo evidente la derrota de Estados Unidos. Entonces firmó los acuerdos de paz con Vietnam del Norte, por lo que le dieron el Nobel de la Paz.

Se destacó por apoyar las causas más reaccionarias en todo el mundo: Camboya, Timor Oriental, Bangladesh, Angola, Sahara Occidental

Tuvo un papel destacado en el golpe de estado contra Salvador Allende en Chile (1973), y apoyó las dictaduras argentina (1976 y 1983) y uruguaya (1973-1976). Tuvo un destacado papel en la “Operación Cóndor”, una estrategia internacional para asesinar o desaparecer a opositores latinoamericanos de izquierda. Y dio soporte político al general Franco en España en sus últimos años.

Fue señalado como responsable o cómplice de la muerte, tortura, represión y destrucción de millones de personas, desde Vietnam y el resto del sureste asiático a África y América Latina. Tiene un lugar destacado al lado de los peores asesinos en masa de la historia.

SUBIDA DE LAS PENSIONES

Las pensiones contributivas de los jubilados españoles crecerán un 3,8% en 2024, de acuerdo a la ley aprobada en diciembre de 2021 que estipula una subida acorde con la media interanual de la inflación.

Con ello, la pensión media tendrá un aumento de 52,35 euros al mes, para alcanzar los 1.430 euros.

Las pensiones mínimas y las no contributivas (las no derivadas del trabajo) subirán en torno a un 6,5%

Desde que llego a la Presidencia de Pedro Sánchez en 2019, las pensiones acumulan un ascenso del 18,2%, muy por encima del 2,6% de los cinco años anteriores.

UNA DE ESPÍAS… AMIGOS

Al menos dos agentes de inteligencia estadounidenses, adscritos a la Embajada en Madrid, fueron expulsados “discretamente” de España después de haber obtenido información secreta por medio del soborno a dos agentes españoles del Centro Nacional de Inteligencia (CNI): un veterano jefe de área (mando intermedio) y un subordinado suyo. Ambos están acusados de un delito de revelación de secretos y podrían ser condenados a una pena de entre seis y doce años de cárcel.

Fue el propio CNI, que depende del Ministerio de Defensa, el que denunció el hecho ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional, después de varios meses de investigación.

La embajadora de Estados Unidos dijo que no sabía nada, que era “una operación independiente de la Embajada” y que, además, se había iniciado antes del mandato del presidente Joe Biden (enero de 2021). ¿Cuánto tiempo llevaban espiando?

La ministra de Defensa de España insistió en que Estados Unidos y España son aliados y amigos, y que el “incidente” no va a afectar al "núcleo fundamental de las relaciones" entre ambos países. Pelillos a la mar…

PANAMÁ, CUANDO LA GENTE LUCHA UNIDA

A veces la gente consigue cosas saliendo a la calle a protestar, manifestándose, tomando calles y carreteras… Así ha ocurrido en Panamá, donde recientemente, tras 40 días de lucha, los sectores populares “obligaron” a la Corte Suprema a declarar anticonstitucional el contrato entre una gran empresa minera y el gobierno.

En octubre pasado, el gobierno firmó un contrato con la empresa Minera Panamá, subsidiaria de la canadiense First Quantum Minerals, para que ésta pudiera producir al año más de 300.000 toneladas de cobre, además de oro, plata y molibdeno en la mina Cobre Panamá.

Activistas sociales, organizaciones políticas, estudiantiles, indígenas, sindicales y populares en general, junto a los pobladores de la zona de la mina, se mantuvieron varias semanas movilizados exigiendo el cierre de la minería y el fin del leonino contrato con First Quantum.

Tres maestros fueron muertos; un fotógrafo que perdió un ojo; decenas de personas resultaron heridas de bala, botes de humos y pelotas de goma; los detenidos sumaron 1.500. Pero finalmente la Corte Suprema de Justicia declaró inconstitucional el contrato, que no cumplía los requisitos de respeto al medio ambiente y fue firmado sin convocarse una licitación pública. Las condiciones de operación de la mina, además, suponían un atentado contra los derechos fundamentales de la vida, la salud y un ambiente sano, libre de contaminación, de la población panameña.

Como es sabido, la explotación de minas a cielo abierto entraña cuantiosísimos daños a la población local, a los ríos, al medio ambiente y a la biodiversidad.

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, ya ha hablado de “un cierre ordenado y seguro” de la mina, pero la empresa ha recurrido a uno de esos “tribunales internacionales” patrocinados por la Organización Mundial de Comercio o el Banco Mundial, para defender sus intereses. Veremos.

Los metales son necesarios. Pero, para afrontar el cambio climático, será necesario obtenerlos a obtenerlos a partir de reciclar, sustituir metales por materiales biodegradables y promover una minería que no destruya la naturaleza ni la biodiversidad. 

CUANDO EL SANEAMIENTO ES UN PRIVILEGIO

De los 8.000 millones de personas que poblamos este planeta, 3.500 millones carecen de un retrete seguro y 2.200 millones no dispone de agua potable. Son datos de la Organización Mundial de la Salud.

Estamos muy lejos de “Agua y saneamiento seguros para todos”, meta número seis de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2030.

AFGANISTÁN: CAE LA PRODUCCIÓN DE OPIO

Desde que los talibanes llegaron al poder en Afganistán a mediados de 2021 el cultivo del opio ha descendido un 95%, pasando de 6.200 toneladas a 300.

El precio del opio es ahora de 435 euros el kilo, ocho veces más que antes de la llegada de los talibanes.

Afganistán producía cerca del 90% de esa droga en el mundo, con la que se elabora la heroína, el opiáceo ilícito más consumido en Europa (el 74% de las sobredosis mortales comunicadas en la Unión Europea se deben al consumo de opioides).

Algunos expertos muestran su preocupación, ya que la subida de precio y la adulteración podría facilitar la entrada en el mercado de grandes cantidades de opioides sintéticos alternativos, mucho más potentes y causantes de muertes por sobredosis.

Las Otras Noticias - 2023 (300)

LAS OTRAS NOTICIAS (300)

 

27 de Noviembre de 2023

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Cadena Ser, VientoSur, El Plural, El Salto, Rebelion.or, LoQueSomos, Contextos.

LA TREGUA

Israel y Hamás, con la mediación de Qatar y Egipto, acordaron una tregua de cuatro días, que incluye la liberación de rehenes israelíes en manos de Hamás y la liberación de presos palestinos en cárceles de Israel, además de la entrada de ayuda humanitaria a Gaza.

Con sus más y sus menos, la tregua está funcionando. De los 50 rehenes que debería liberar Hamás, en los tres primeros días fueron liberados 41. Israel, por su parte, liberó 117 presos palestinos, en su mayoría mujeres y, sobre todo, menos de edad; casi todos sufrían “detención administrativa”, sin haber sido juzgados ni condenados.

Según cifras israelíes, Hamás tendría en su poder 240 rehenes desde su incursión en Israel el 7 de octubre pasado, aunque Hamás ha afirmado que unos 60 de ellos han muerto como resultado de los bombardeos israelíes.

En las cárceles israelíes hay aproximadamente 8.000 presos palestinos, muchos de ellos menores de edad, que fueron arrestados por arrojar piedras a los soldados o manifestarse contra la ocupación israelí.

El alto al fuego ha permitido la entrada por el paso de Rafah (frontera de Gaza con Egipto) de unos 200 camiones diarios con alimentos, medicinas y agua potable, así como 130.000 litros de diésel y cuatro camiones de gasolina diariamente.

La tregua puede representar un cierto alivio para el gobierno israelí, cuyos ciudadanos, humillados por el ataque de Hamás del 7 de octubre, sufren una situación de inseguridad y le exigen un plan claro para recuperar a los rehenes.

Los portavoces israelíes han advertido que, al terminar la tregua, “continuarán la guerra para traer de vuelta a todos los secuestrados, completar la eliminación de Hamás y garantizar que Gaza no renueve ninguna amenaza contra Israel”. Es decir, que continuará el genocidio contra el pueblo palestino. En palabras de una dirigente social palestina “la tregua significa que Israel pospone nuestro asesinato cuatro días”.

LA VERGONZANTE COMPLICIDAD DE OCCIDENTE

Los muertos civiles en Gaza ya suman 14.850 (incluidos más de 6.000 niños) y los heridos son más de 35.000. Más de 40.000 viviendas han sido destruidas y 220.000 severamente dañadas; son el 45% de todas las viviendas. Otro tanto cabe decir del 40% de las instalaciones educativas.

Israel lanzó en los primeros días sobre la Franja de Gaza tantas bombas como Estados Unidos en un año en Afganistán. Ha utilizado principalmente los cazas y helicópteros comprados a Estados Unidos.

Mientras las fuerzas israelíes bombardean directa y repetidamente escuelas, hospitales, columnas de refugiados, instalaciones de la ONU y todo tipo de infraestructuras civiles, la mayoría de los gobiernos occidentales siguen mostrándose sin tapujos plenamente solidarios con el gobierno de Israel.

No cabe fingir ignorancia o distancia: El genocidio lo vemos en directo. El objetivo de los bombardeos es la destrucción física y la aniquilación implacable de un pueblo, en su inmensa mayoría ajeno a la violencia de Hamás. Es un exterminio consentido.

Ante la invasión a Ucrania, los países occidentales se posicionaron rechazando la invasión y ayudando a Ucrania. Según datos d la ONU, en Ucrania han muerto 545 menores en 22 meses; en Palestina han fallecido alrededor de 6.000 en menos de dos meses. Ya no hay duda. La mayoría de los países occidentales actúan como comparsas del invasor y, en no pocos casos, como cómplices activos.

Quienes no han hecho nada durante más de siete décadas por detener el lento exterminio del pueblo palestino, ¿qué autoridad moral tienen ahora para cuestionar el derecho del pueblo palestino a alzarse en armas contra el opresor? ¿Es que el derecho internacional o humanitario solo es exigible a los enemigos o a los oprimidos?

En días recientes, no obstante, han aparecido fisuras en el apoyo de Occidente a Israel. Empleados de agencias de la ONU (108 de ellos han sido asesinados por las bombas) critican su posición débil frente al genocidio y exigen una condena del castigo colectivo a los gazatíes. Algunos gobiernos, como el español y el belga, se han atrevido a criticar a Israel por la masacre. “Debe distinguirse claramente entre objetivos militares y la protección de los civiles”, dijo el presidente Pedro Sánchez, a lo que Israel responde acusándolo de apoyar el terrorismo.

Sánchez ha declarado que, si la Unión Europea en su conjunto no reconoce al Estado Palestino, España podría hacerlo unilateralmente.

LA BATALLA DE LA INFORMACIÓN

Ya son 53 los profesionales de la comunicación muertos en Gaza desde el 7 de octubre: 46 palestinos, cuatro de israelíes y tres de libaneses, según el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), que investiga numerosos informes sobre otros periodistas asesinados, desaparecidos, detenidos, heridos o amenazados.

Los periodistas asesinados por Israel en un mes y medio en Gaza igualan a los registrados en un año en el mundo.

Al menos 16 fueron asesinados en sus casas, y otros tantos cuando se desplazaban en coche. Es decir, se trata de asesinatos selectivos.

El CPJ indica que, desde que comenzó a registrar las muertes de periodistas en conflictos armados hace 30 años, este ha sido el período más mortífero para los y las periodistas que cubren este tipo de conflictos.

También señala la Organización que se está ejerciendo un “apagón informativo” con el cual el Gobierno israelí bloquea la circulación de “información vital” sobre Gaza para ganar su guerra de propaganda en Occidente. “Intentan controlar la información, silenciar lo que ocurre dentro”.

Sin embargo, ya son pocos los que creen en las versiones israelíes, incluyendo medios internacionales. A ello han contribuido las maniobras absolutamente absurdas para justificar los ataques a hospitales y, sobre todo, las pruebas, cada día más aplastantes, de que buena parte de los muertos israelíes en la noche de la incursión del 7 de octubre lo fueron por fuego israelí: el nivel de destrucción física (edificios civiles y militares demolidos) y los cadáveres de israelíes quemados no pudieron ser resultado de las operaciones de los milicianos de Hamás, equipados únicamente con armas ligeras; fueron resultado de los disparos de tanques y misiles Hellfire disparados desde una veintena de helicópteros israelíes.

¿Y CISJORDANIA?

Mientras la atención está centrada en el genocidio de Israel en Gaza, los colonos y los soldados israelíes en Cisjordania siguen a lo suyo, y han asesinado al menos a más de 230 palestinos civiles (unos 50 de ellos niños) desde el 7 de octubre; han forzado el desplazamiento de 16 comunidades palestinas, en las que vivían 905 personas; y han arrestado a más de 2.800.

Cada colono es ahora miembro de un “equipo de seguridad”, milicias salvajes y armadas que tiene derecho a maltratar a ganaderos y agricultores y a desalojarlos.

¿QUÉ PASARÁ Y MAÑANA?

Es una inquietud generalizada. ¿Qué futuro inmediato le espera a Gaza y los gazatíes?

Estados Unidos y la Unión Europea declaran que debe pensarse en los dos estados, uno israelí y otro palestino. No quieren ni el desplazamiento forzoso de la población, ni la reocupación de Gaza por Israel, ni el asedio o bloqueo, ni la reducción del territorio. Quieren una franja de Gaza “pacificada” y gobernada, al igual que Cisjordania, por la Autoridad Palestina (una Autoridad, por cierto, desprestigiada por su inacción para defender a sus ciudadanos y por su corrupción).

Pero otra cosa es lo que quiere Israel. El primer ministro Netanyahu ha dejado claro que, tras la guerra, Israel se encargará de la seguridad en Gaza, porque cuando no lo hace, emerge “el terror de Hamás”. El ministro de Exteriores afirma que Israel controlará la Franja “en todo momento”, y la ministra de Inteligencia ha llamado a expulsar a todos los palestinos de Gaza y promover su reasentamiento voluntario en países de acogida, es decir, a desaparecer esa parte de Palestina. Más claro no canta un gallo.

El deterioro de la situación humanitaria está provocando una avalancha masiva hacia el cruce fronterizo de Rafah con Egipto. Parecería que ésa es la estrategia israelí: Amontonar a los gazatíes en un escaso territorio en el sur, donde los estragos del hambre y las enfermedades facilitarían la labor “humanitaria” de empujarlos hacia la península del Sinaí, en Egipto, de donde jamás volverían… De hecho, ya han sido desplazados forzosamente hacia el sur unos 1,7 millones de gazatíes (más del 70% de la población de la Franja), que nunca podrán regresar, porque no tienen dónde hacerlo y porque se lo impide el terrorismo israelí.

Esa Gaza destrozada y “pacificada” quedaría a merced de los colonos israelíes que la irían ocupándola poco a poco.

Hasta el momento, Egipto se ha opuesto a acoger a los gazatíes en el Sinaí, pero ¿hasta cuándo querrá o podrá resistir la presión de Israel y Estados Unidos? ¿Estarán éstos dispuestos a pagar el precio que ponga Egipto?

Y ya solo quedaría la limpieza étnica en Cisjordania…

LOS CARROÑEROS DE LA GUERRA

Siempre es igual. Hay quienes se enriquecen con la muerte. Ahora hemos conocido algunos de sus nombres.

Las acciones de la empresa estadounidense Raytheon Technologies Corporation, que fabrica misiles, radares y proyectiles guiados, han subido un 13,46% desde el comienzo de la agresión a Gaza. Las de General Dynamics, de la misma nacionalidad, que suministra proyectiles de artillería y vehículos tácticos ligeros Flyer 72 a Israel, han subido un 9,72%. Las de la Lockheed Martin, también estadounidense, que desde hace décadas le suministra aviones F-16 y F-35, misiles Hellfire y otros equipos, han subido un 10,65%.

Las acciones de empresas militares israelíes como ThirdEye, Aerodrome Group, Aryt Industries, Elbit, Rafael Advanced Defense Systems o Israel Aerospace Industries han sido aún más espectaculares, llegando en algunos casos a superar el 200%. Tres de esas empresas (Elbit, Aerospace Industries y Rafael) se encuentran entre las cien más importantes del mundo.

Por otro lado, en Gaza se están probando producciones militares israelíes y estadounidenses, como el mortero “inteligente” Iron Sting; los carros de combate Barak, equipados con sensores ópticos y térmicos e inteligencia artificial; y los nuevos transportes de tropas Eitan equipados con un nuevo sistema de defensa que interceptaría cohetes antitanque. Los compradores requieren que cualquier equipo militar haya sido probado en combate, y el genocidio actual es también un buen escaparate.

La industria armamentística israelí ha duplicado sus exportaciones de defensa en menos de una década y han aumentado en un 50% en tres años. Esa industria ocupa el décimo puesto en el comercio internacional, un puesto por debajo de España, que ha comprado miles de misiles fabricados originalmente por Rafael, una de las tres grandes compañías de Israel.

Ese armamento nuevo le cuesta a Israel miles de millones de dólares al día. Pero esos miles de millones no se pierden: vuelven a los bolsillos de los partidarios de la guerra, después de haber sembrado Gaza de miles de cadáveres, hombres y mujeres, ancianos y niños.

BOICOT COMERCIAL

Varios países árabes han emprendido campañas de boicot contra compañías occidentales que han adoptado posturas proisraelíes o tienen intereses comerciales en ese país. Es el caso de Egipto, Jordania, Kuwait y Marruecos. Pero también en México o Turquía. Algunos establecimientos como McDonald’s o Starbucks se ven medio vacíos y sus ventas han caído un 70%

En México, el Comité por la Liberación de Palestina ha puesto en marcha un boicot contra las empresas mexicanas que comercian con Israel, específicamente Cemex, a la que acusan de vender el cemento para la construcción del muro en Cisjordania.

LA BANCA ESPAÑOLA Y LOS TERRITORIOS OCUPADOS

El Gobierno de Israel se ha propuesto obtener el 30% de su energía de fuentes renovables para el año 2030, con énfasis en la energía solar. Para ello, ha acelerado la política de confiscación de tierras palestinas y el desplazamiento forzoso de la población, para llenar esas tierras de campos solares de producción energética.

En la financiación de esos proyectos participan las empresas españolas Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Abanca, Sabadell, Bankinter, Cajamar, Unicaja y Catalana Occidente, según una investigación de las organizaciones FETS, Novact y Suds.

Los bancos presentan a sus clientes esas inversiones como “proyectos respetuosos con el medio ambiente y responsables socialmente”, cuando en realidad están contribuyendo a la vulneración de derechos humanos.

Load More