OTRAS NOTICIAS (227)

6 de Julio de 2022

FUENTES: El País, eldiario.es, Público, InfoLibre, Hufftinton post, ctxt.es, Cadena Ser, VientoSur, Contrainformación.es, Rebelion.org

LOS GANADORES DE LA GUERRA.-

El gasto militar mundial en 2021 alcanzó 2,1 billones de dólares (récord histórico), según un reciente informe del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz. El 62% del gasto lo realizaron cinco países: Estados Unidos (801.000 millones), China (293.000), India (76.600), Reino Unido (68.000 millones) y Rusia (65.900).

De acuerdo a las cifras, el gasto militar de EEUU multiplica por 12 el gasto de Rusia; si se suma el gasto estadounidense con los de los otros cuatro grandes países de la OTAN (Alemania, Francia, Reino Unido e Italia), superan al gasto ruso 15 veces.

La mitad del presupuesto estadounidense (801.000 millones) se destina al complejo militar, es decir, a los fabricantes privados de armas. Los paquetes estadounidenses de ayuda militar a Ucrania (el más reciente por 40.000 millones de dólares) se encargan al complejo militar estadounidense. Ucrania recibe también misiles, sistemas de radar, sistemas portátiles de defensa aérea, sistemas de lanzamisiles múltiples, etc., de países europeos, que repondrán y modernizarán sus arsenales con nuevos productos fabricados por el complejo militar industrial estadounidense. No puede estar más claro quién gana con la guerra.

El 24 de febrero, día de la invasión rusa a Ucrania, las acciones de la Lockheed Martin, probablemente la mayor empresa de armamento de Estados Unidos, se cotizaban a 389 dólares; ahora ya han alcanzado los 433 dólares. 

Ello puede explicar el interés de Estados Unidos por la prolongación de la guerra en Ucrania y su rechazo a cualquier solución negociada.

Según una investigación de la Universidad de Brown, EEUU, en las últimas dos décadas el complejo militar industrial de EEUU gastó 2.500 millones de dólares en labores de “lobby”. Ya puede…

Eso sí: Ni Estados Unidos ni los países de la OTAN ponen ningún muerto en esa guerra…

SE DISPARA EL COSTE DE LA VIDA.-

Los precios en España han subido un 10,2% con relación a hace un año (tasa interanual), según los datos del Instituto Nacional de Estadística. El alza se atribuye fundamentalmente al aumento de precios de los carburantes y los alimentos, derivadas de la guerra de Ucrania

Los expertos señalan que 2022 podría finalizar con una inflación anual del 7.5%. Ello implicaría, por ejemplo, que un trabajador que cobra 1.430 euros al mes perdería capacidad adquisitiva equivalente a un mes de salario.

Pero, ¡qué casualidad! La inflación golpea con más fuerza a los más débiles. El aumento de precios afecta un 30% más a los hogares con menos ingresos que a los hogares más ricos. La inflación sí entiende de clases y castiga a unos más que a otros; la vida es más cara para quienes tienen menos recursos. Lo dice un reciente informe de Intermón Oxfam.

El informe precisa que los hogares con menos ingresos deben destinar el 35% de sus ingresos al pago de la energía, mientras los ingresos de las cuatro mayores empresas energéticas de nuestro país crecieron un 34% entre 2020 y 2021.

LOS GLACIARES SE MUEREN.-

Una porción de 200 metros de longitud, 60 de ancho y 30 de grosor, del glaciar de la Marmolada, en los Alpes italianos, se desprendió montaña abajo el pasado 3 de julio, arrollando todo lo que encontraba a su paso y dejando siete muertos, ocho heridos y cinco desaparecidos.

El hecho es considerado como una evidencia de los efectos de la crisis climática, y nos advierte de que los glaciares del mundo se mueren inexorablemente. Cada año van perdiendo extensión. El recalentamiento del planeta los funde y, en su desaparición, se vuelven más inestables, quebradizos y mortales.

LA POBREZA EN ESPAÑA.-

La población española que vive bajo el umbral de la pobreza alcanza el 21,7%.

En los países ricos se considera que vive bajo el umbral de la pobreza la población que tiene ingresos inferiores al 60% de los ingresos medianos de la sociedad. En el caso de España, ese umbral se sitúa en 9.535 euros anuales para los hogares de una persona y de 20.024 euros para los hogares de dos adultos y dos menores.

Esa pobreza monetaria, sumada a la carencia material y social severa en cuestiones básicas (alimentación, vivienda,…) y a la “baja intensidad en el empleo” miden el “riesgo de pobreza y exclusión social” (tasa AROPE), que alcanza al 27,8% de la población.

LA GUERRA DE UCRANIA Y LA “COMUNIDAD INTERNACIONAL”.-

Los gobernantes estadounidenses y europeos suelen decir que toda la “comunidad internacional” está en contra la invasión de Rusia a Ucrania. Pero eso solo es cierto si se considera que África, Asia y América Latina no forman parte de la comunidad internacional; muchos de los países de esos continentes son neutrales ante la invasión, y piensan que se trata de un conflicto entre Rusia y la OTAN, que podría haberse evitado si la OTAN hubiera escuchado los avisos planteados por sus propios dirigentes cuando decían que la expansión hacia el Este provocaría una mayor inestabilidad en la región.

Cuando el 20 de junio pasado el presidente ucraniano Zelenski convocó a una videoconferencia a los presidentes africanos, solo cuatro (de un total de 55) participaron. En marzo pasado, cuando la Asamblea General de la ONU votó condenando la invasión rusa a Ucrania, 34 países se abstuvieron (entre ellos estaban China, India, Argelia, Bangladesh, Congo, Irak, Pakistán y Suráfrica). Y cuando se votó la expulsión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU hubo 24 votos en contra y 58 abstenciones.

Varios aliados tradicionales de Estados Unidos, como Arabia Saudí e Israel, se han negado a suscribir las sanciones a Rusia. India ha multiplicado por cinco su importación de petróleo ruso aprovechándose de importantes descuentos (hasta del 35%), y exporta gasolina y diésel a todo el mundo, incluidos los países occidentales que han impuesto las sanciones a Rusia.

En cualquier caso, debido a la guerra y a las sanciones, los pobres del Sur tienen enormes dificultades para importar productos esenciales con los que alimentarse, que deben pagar a precios exorbitados. África Subsahariana, por ejemplo, importa el 85% del trigo que necesita, y muchos países del Tercer Mundo se encuentran en una situación similar; dependen de manera determinante del trigo y los fertilizantes de Rusia y Ucrania. La pobreza y la hambruna ponen en riesgo la vida de decenas de millones de personas y amenazan con hacer surgir tensiones sociales de imprevisibles consecuencias.

“Cuando los elefantes luchan, es la hierba la que sufre”, dice un conocido refrán africano que tiene pleno sentido ahora. Los países del Sur pagan las consecuencias de una guerra que les es ajena, y no entienden la estrategia de la OTAN de prolongar el conflicto y no buscar una solución negociada.

NUEVE MILLONES DE MUERTES AL AÑO POR CONTAMINACIÓN.-

La contaminación ambiental causa nueve millones de muertes al año (6,7 millones por la contaminación del aire, 1,4 por la contaminación del agua y 900.000 por intoxicación por plomo), según la revista británica The Lancet.

La contaminación y los desechos expulsados al aire, el agua y el suelo no suelen matar directamente, pero son causantes de graves enfermedades cardíacas, cáncer, problemas respiratorios y diarreas agudas.

Uno de cada seis fallecimientos prematuros están asociados a los componentes nocivos en el medio ambiente.

Los autores del estudio señalan que “el número de muertes causadas por la contaminación rivaliza con las causadas por el tabaco” y recuerdan que el impacto de la contaminación sobre la salud sigue siendo mucho mayor que el de la guerra, el terrorismo, la malaria, el VIH, la tuberculosis, las drogas y el alcohol”.

PANDEMIA.-

Los contagios y las hospitalizaciones por Covid han subido espectacularmente en la última semana en España. La incidencia acumulada a 14 días es de 1.135 contagiados por cada 100.000 habitantes. La tasa de ocupación de camas hospitalarias por enfermos de Covid es del 9,5% (hace una semana era del 7,8%) y la de las UCI del 5,7% (hace una semana era del 4,9%). Los contagios totales desde el inicio de la pandemia suman 12.890.002 y los fallecidos 108.259; el promedio diario de los fallecidos es ahora de 30.

El aumento de casos se atribuye a la irrupción de dos sublinajes de la variante ómicron, tipificados como BA.4 y la BA.5, más contagiosos que la ómicron original y capaces de infectar a personas que ya han pasado la enfermedad o que han sido vacunadas, aunque parecen menos agresivos; de hecho, los contagiados presentan en general cuadros leves.

Los expertos muestran preocupación por el repunte de los contagios, que puede complicar la situación sanitaria en los próximos meses, al aumentar la actividad social por las vacaciones.

Las autoridades sanitarias recomiendan el uso de mascarillas, sobre todo a las personas más vulnerables, y ponerse la tercera dosis de vacuna, que solo ha recibido el 53% de la población; y ya hablan de inyectar una cuarta dosis para el otoño.

ARMAMENTO: ESPAÑA, A LA VANGUARDIA MUNDIAL.-

El anuncio del presidente del gobierno de España de conceder un crédito extraordinario de 1.000 millones de euros al Ministerio de la Defensa para el rearme decidido por la OTAN, despertó indignación en sectores sociales y de la oposición política de izquierda, incluidos los propios socios del gobierno.

Sin embargo, la Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Aeronáutica y Espacio, que representa a más de 80 empresas del sector del armamento, reclama al gobierno que blinde el gasto militar con una política de Estado, “para mantener nuestra industria en la vanguardia mundial", demanda que es compartida por los partidos de la derecha. Dice que "es fundamental que las empresas de Defensa puedan continuar en la vanguardia tecnológica y, para ello, es necesaria una financiación estable".

Recuerda que el Ministerio de Defensa "ha seguido respaldando al sector y dando el visto bueno a nuevos programas de modernización por valor de unos 7.000 millones de euros" en 2021, año en el que el sector facturó 11.594 millones de euros y generó 49.625 empleos.

LAS PANDEMIAS SEGUIRÁN LLEGANDO.-

Es para echarse a temblar… El calentamiento global podría desencadenar una próxima pandemia, ya que hay una red de nuevos virus que salta de especie en especie y puede alcanzar a los humanos a medida que se calienta el planeta. Lo advierte un estudio científico realizado durante cinco años y publicado por la revista Nature.

La migración y mezcla de las especies animales por el aumento de la temperatura global, la destrucción de sus hábitats y el avance de la urbanización, facilitarán la transmisión de más virus. Actualmente al menos 10.000 virus circulan “de manera silenciosa” entre mamíferos salvajes, con capacidad de “saltar” a los humanos.

Con ocasión de la pandemia de Covid 19, varios estudios señalaron que ésta se inició por transmisión zoonótica, es decir, por el “paso” del virus de un animal salvaje a un humano.

Los autores del estudio piden a los gobiernos y a la comunidad internacional mejorar la vigilancia de los animales salvajes y las enfermedades zoonóticas, así como mejorar la infraestructura de salud y poner freno al cambio climático.